Todo sobre las liebres

Los conejos son una de las especies animales que generan más ternura en las personas, esto se debe a su cara tan adorable, orejas largas, patitas peludas y su inigualable energía y espontaneidad. Sin embargo, es común que, estos tiernos animales sean confundidos con sus primos las liebres.

Las libres son lepóridos parecidos tanto físicamente a los conejos, como en varias características de comportamiento y desarrollo. Estos animales, al igual que los conejos mantienen una misma dieta, es decir, son herbívoros.

¿De dónde proviene su nombre?

El nombre o palabra liebre, es de origen latín, específicamente del latín lepus y leporis. Esta palabra engloba a más de 30 especies que pertenecen a esta familia de lagomorfos.

Características físicas de las libres

Aunque son muy parecidas físicamente a los conejos, las liebres poseen ciertas diferencias que, aunque pueden llegar a ser poco notables si generan una gran distinción entre ambos animales. Entre las características físicas de las liebres, se pueden encontrar las siguientes:

  1. Poseen un mayor tamaño, aunque no lo parezca, las liebres llegan a ser más grande que los conejos, de tal forma en la que si se llegar a medir (por largo) estás pueden alcanzar una altura de 70 centímetros, mientras que su tamaño mínimo es alrededor de los 50 centímetro, lo cual puede variar de acuerdo a la especie de que se estudie.
  2. Poseen extremidades más largas, otra diferencia que se puede evidenciar de las liebres, es que tanto sus ojeras como sus orejas, son de una mayor longitud. Sus orejas pueden llegar a medir entre los 9,3 a los 10,5 centímetros. En cuanto al largo de sus patas, estas poseen una gran variedad, pues de acuerdo de a la especie que se encuentre en observación esta longitud puede cambiar.
  3. El tiempo de gestación, a diferencia de sus primos los conejos, las liebres poseen un tiempo de gestación que dura alrededor de los 42 días. Sin embargo, en el momento de nacer, estas nacen completamente desarrollas y con la habilidad de comenzar a protegerse por su cuenta.
  4. Son independientes, a diferencia de los conejos, las liebres no son animales muy sociables, saben sobrevivir por su cuenta y por lo general, optan por la soledad.
  5. No suelen ser sobre protectoras con sus crías y, además, en vez de criarlas en una madriguera, estas suelen dejar a sus crías en una especie de nido.
  6. Poseen mayor agilidad que los conejos, las liebres al poseer un físico esbelto y estilizado, además, de patas más largas, pueden alcanzar mayor rapidez y fuerza, esto se puede evidenciar en el momento que saltan o corren.
  7. Las hembras son más rápidas que los machos, debido al esqueleto liviano que las liebres hembras poseen, tiene la capacidad de ser más rápidas que los machos, además, su corazón es capaz de bombear mayor cantidad de oxígeno y cuentan con un sistema circulatorio sumamente desarrollado.

Otros aspectos físicos que pueden variar en las liebres, es el tamaño de su cola, está en ocasiones puede llegar a ser más grandes y peludas en algunas especies y otras no, además, el tamaño de sus huellas también puede ser un aspecto variante dentro de esta familia.

Dieta de las liebres

Como se mencionó con anterioridad, las liebres al igual que los conejos son animales con una dieta basada en hierbas y una que otra semilla. Sin embargo, resulta de interés conocer los mejores alimentos para estos pequeños animales, en el caso de que sean criados en cautiverio, en forma de mascotas o si posees el beneficio de tener una la visita de alguno de ellos.

Entre los alimentos que pueden ser beneficiosos para las liebres, resaltan los siguientes:

  1. Avena
  2. Cebada
  3. Centeno
  4. Trigo
  5. Forraje de gramíneas y leguminosas, es decir, plantas de tallo cilíndrico, como lo pueden ser el trigo, céleri, cebollín, lechugas o cualquier otro tipo de vegetal que pertenezca a esta familia. Además, pueden comer paja de cereal, heno, alfalfa o veza.

¿En qué hábitat se desarrollan mejor las liebres?

Para nadie es un secreto, que existen alrededor de 30 especies pertenecientes a la familia de las liebres, y, aunque, se encuentren en regiones y ambientes distintos todas poseen la misma cualidad de ser animales netamente independientes y con un sentido de libertad muy marcado y presente en sus personalidades.

Sin embargo, en muchas ocasiones, hay personas que se dedican a la crianza de liebres con propósitos financieros o por hobby; también puede darse el caso de que las liebres sean cuidadas en cautiverio por medidas de seguridad. Independientemente de cual sea la razón, es importante contar con un ambiente apropiado para la satisfacción de las necesidades básicas que pueden presentar las liebres.

Con esto en mente, resulta de suma importancia que, el espacio donde vayan a ser criadas sea amplio, con una extensión suficiente donde ellas puedan brincar, saltar y crear sus nidos para sus crías.

No obstante, también se debe tener en cuenta que, las liebres pueden llegar a ser animales que se pueden asustar con facilidad y en ocasiones pueden llegar a huir, debido a esta situación, es importante que los espacios se encuentren asegurados con rejas que, además, cuenten con la altura necesaria para evitar que las liebres huyan al momento de saltar.

¿Las liebres pueden ser adoptadas como mascotas?

Como se ha ido mencionando, las liebres y los conejos son animales que comparten un mismo árbol familiar y poseen una alimentación y aspectos físicos parecidos. Debido a esta situación, en muchas ocasiones puede presentar la duda de si las liebres pueden ser adoptadas como mascotas domésticas.

La respuesta a esta inquietud es que sí, las liebres pueden ser adoptadas como mascotas, sin embargo, esto no es una tare fácil. En muy pocas circunstancias llegan a conseguir liebres en los locales destinados a la distribución de animales o los centros de adopción.

Además, las liebres son animales con una personalidad sumamente activa y energética, lo cual dificulta su adaptación a sitios reducidos y con poco espacio para movilizarse. Resulta importante tener en mente que, en muchas ocasiones, los instintos salvajes de estos animales pueden ser más fuertes y terminarán huyendo.

Sin embargo, en cuanto, a la alimentación y cuidado generales de estos animales, no es un impedimento para ser prospectos a mascotas, pues, son herbívoros y en cuanto a pelaje poseen el mismo tipo que los conejos.

Tipos de libres

Como se mencionó con anterioridad, existen una inmensidad de especies entre la familia de las liebres, específicamente entre los 30 o más de 30, cada una con características parecidas y al mismo tiempo diferente, algunas de las especies que se pueden destacar entre las liebres son las siguientes:

  1. Liebre antílope, esta especie se puede conseguir en el sur de Estados Unidos, específicamente en el estado de Arizona y en noroeste de México. Es propia de ambientes desérticos y con tendencia a ser secos.
  2. Liebre ártica, esta especie se caracteriza por su adaptación a los ambientes fríos y montañosos. Se puede encontrar en países como Groenlandia y en diversas partes de Escandinavia como lo es, Finlandia, Noruega, Suecia, entre otros.
  3. Liebre negra, esta especie se caracteriza por la agilidad que posee para desplazarse en ambientes rocosos y bajos. Es propia de la Isla Espíritu Santo, ubicada en baja california.
  4. Liebre corsa, esta especie pertenece a la familia de las liebres europeas, es originaria de Italia y de la isla Córcega ubicada en Francia. Es propia de ambientes mediterráneas y es capaz de adaptarse a altitudes de 1500 metros.

Estas son algunas de las especies que se pueden mencionar resumidamente de la extensa familia de las liebres, cada una perteneciente a lugares distintos, pero con las mismas capacidades adaptativas y agilidades características de ellas.

Datos curiosos sobre las liebres

Estos pequeños animales, además, de ser considerados unos de los lagomorfos más rápidos de la familia, también poseen un sinfín de peculiaridades que, los distinguen de una manera notable dentro de todos los demás miembros de la familia. Entre algunos de los datos curiosos que se pueden mencionar sobre las liebres se pueden mencionar los siguientes:

  1. Las liebres hembras, a diferencia de los machos, poseen un mayor tamaño, así mismo su corazón es más fuerte y grande, por lo cual cuentan con la capacidad de bombear mayor cantidad de sangre y oxígeno.
  2. Todas sus crías nacen con pelaje y los ojos abiertos, a diferencia de sus primos los conejos, esto se debe a que el tiempo de gestación es más extensos y, por ende, cuentan con la posibilidad de desarrollarse más.
  3. Aunque por lo general son animales que pueden comer cualquier tipo de alimento, sea desde hierbas o algunos tipos de semillas y frutos secos, el consumo de carroña es una duda que existe entorno a su alimentación. En especial, cuando se habla de las especies pertenecientes a las penínsulas.
  4. Son uno de los aperitivos favoritos de depredadores como los lobos, zorros y una que otra ave, como las águilas.

 

Si quieres conocer las diferencias entre liebres y conejos lee el siguiente articulo