Conejos del desierto

Los conejos del desierto e vienen siendo «Conejos de cola blanca» que está frecuentemente en el desierto cerca de Las Vegas. La cabeza y el cuerpo miden unos 30 centímetros y las orejas unos 10 centímetros. Los ojos son enormes y negros, y la cola es corta y blanca. El color del cuerpo es de manchas grises con negro y blanco, y la nuca es de color rojo oxidado.

Hábitos de los Conejos del desierto

Los conejos del desierto son animales sociales que acostumbran buscar comida en grupo. También, suelen estar inactivos al mediodía, pero se les puede ver intentando encontrar comida a primera hora de la mañana y al atardecer.

Los conejos del desierto no crean sus propias cuevas, pero excavan las cuevas abandonadas de otros animales. Cuando no están forrajeando, pasan el tiempo descansando en el refugio, algunas veces pasando frío, o usando sus patas delanteras como una retroexcavadora, escondiéndose en las depresiones visibles y rayadas que hicieron.

En los días de viento, estos conejos extraña vez están fuera de él, intentando encontrar comida, porque el viento interfiere en su aptitud para oír a los depredadores que se aproximan, y los depredadores son su primordial mecanismo de defensa.

Su accionar habitual cuando detectan un depredador potencial es quedarse inmóvil en su sitio en un intento de evadir ser detectado. Si se siente arriesgado, el conejo huirá de la región con un salto en zigzag. Así mismo, cuando se protege de chicos depredadores o de otros conejos del desierto, empujará con el hocico o atacará con sus patas delanteras, y comúnmente saltará hasta 61 cm cuando se sienta amenazado.

Hábitos Alimenticios

Los conejos del desierto son herbívoros, lo que supone que sólo comen sustancias de origen vegetal. El 90% de su dieta es hierba. Además, suelen comer arbustos, cactus, hojas, frutos y semillas de otras plantas. Consiguen la más grande parte del agua de las plantas que comen o de la humedad que se forma en la parte de arriba de dichos alimentos.

Cuando los conejos comen, sus dientes cortan rebanadas limpias por medio de ramitas o plantas a 40 y cinco grados en vez de ángulos dentados. Estos animales también vienen siendo homopatógenos, lo que supone que se comen sus propios desechos o partículas.

Reproducción

Estos conejos tienen la posibilidad de reproducirse a los 80 días de haber nacido y volver a aparearse poco luego de dar a luz. La temporada de cría recurrente de los conejos del desierto va de abril a agosto o septiembre. A lo largo de este tiempo, nacen de dos a 4 camadas de uno a cinco crías chiquitas en nidos tupidos que son sacados del vientre por la madre.

Entre los 28 y 30 días de gestación, las crías nacen ciegas y sin pelo, incapaces de proteger de sí mismas. Estando así en el nido peludo a lo largo de unas dos semanas. Las crías crecen de manera rápida, y cuando tienen diez días, su pelo es esponjoso y sus ojos están totalmente libres. El destete empieza a 2 semanas de edad, dispersándose así en otras dos semanas.