Conejos del desierto

conejo del desierto

Los conejos del desierto, conocidos también como "Conejos de cola blanca", son una especie adaptada a la vida en condiciones extremas, y muchas personas se preguntan "¿hay conejos en el desierto?". De hecho, no solo existen, sino que han desarrollado habilidades únicas para sobrevivir en estos entornos áridos. La cabeza y el cuerpo de un conejo del desierto miden unos 30 centímetros y las orejas unos 10 centímetros. Los ojos son enormes y negros, y la cola es corta y blanca. El color del cuerpo es de manchas grises con negro y blanco, y la nuca es de color rojo oxidado.

Índice
  1. Hábitos de los Conejos del desierto
  2. Hábitos Alimenticios
  3. Reproducción

Hábitos de los Conejos del desierto

Los conejos del desierto son animales sociales que acostumbran buscar comida en grupo. Además, es interesante conocer qué es lo que come un conejo del desierto. Estos animales, al vivir en un entorno tan hostil, tienen una dieta que se compone principalmente de vegetación escasa y resistente típica de su hábitat. También, suelen estar inactivos al mediodía, pero se les puede ver intentando encontrar comida a primera hora de la mañana y al atardecer.

A diferencia de otras especies, el conejo de desierto no crea sus propias cuevas, pero sí puede aprovechar las cuevas abandonadas de otros animales. Cuando no están forrajeando, pasan el tiempo descansando en el refugio, algunas veces pasando frío, o usando sus patas delanteras para esconderse en las depresiones que encuentran en el terreno.

En los días de viento, el conejo del desierto extraña vez se aventura fuera, ya que el viento interfiere en su capacidad para oír a los depredadores que se aproximan, y evitar a los depredadores es su principal mecanismo de defensa.

Lectura Recomendada:  Conejo Mellerud

Su comportamiento habitual cuando detectan un depredador es quedarse inmóvil para evitar ser detectado. Si se siente amenazado, el conejo huirá de la región con un salto en zigzag. Además, cuando se protege de pequeños depredadores o de otros conejos del desierto, empujará con el hocico o atacará con sus patas delanteras, y comúnmente saltará hasta 61 cm en una demostración de defensa.

Hábitos Alimenticios

Los conejos del desierto son herbívoros, y una pregunta común es "¿qué come un conejo del desierto?". La respuesta es que su dieta es mayormente herbácea, con el 90% de su alimentación compuesta por hierba. Además, suelen comer arbustos, cactus, hojas, frutos y semillas de otras plantas del desierto. Obtienen la mayor parte del agua de las plantas que comen o de la humedad que se condensa en ellas.

Cuando los conejos comen, sus dientes cortan rebanadas limpias a través de ramitas o plantas formando ángulos limpios. Estos animales también practican la coprofagia, lo que significa que se comen sus propios desechos o partículas, un comportamiento que les permite aprovechar al máximo los nutrientes disponibles en su entorno.

Reproducción

Estos conejos tienen la capacidad de reproducirse a los 80 días de haber nacido y pueden volver a aparearse poco después de dar a luz. La temporada de cría de la liebre del desierto, como también se les llama, va de abril a agosto o septiembre. Durante este tiempo, pueden nacer de dos a cuatro camadas de uno a cinco crías pequeñas en nidos bien protegidos preparados por la madre.

Entre los 28 y 30 días de gestación, las crías nacen ciegas y sin pelo, totalmente vulnerables. Permanecen en el nido peludo durante aproximadamente dos semanas. Las crías crecen rápidamente, y a los diez días ya tienen un pelaje esponjoso y los ojos abiertos. El destete comienza a las dos semanas de edad, y se dispersan luego de otras dos semanas, continuando el ciclo de vida de estos fascinantes habitantes del desierto.

Lectura Recomendada:  Conejo Belier gold
Subir