Conejo Habana

conejo habana

El conejo habana es una de las razas más antiguas de conejos domésticos. Se desarrollaron a partir de la variedad cebra hace muchos siglos. Según su nombre científico, son el Saura (español) o el habana chino. Se criaron por primera vez en Europa y luego se llevaron a Estados Unidos en el siglo XIX.

Es un conejo muy fuerte, con orejas largas y afiladas, lo que da nombre a la especie. Tiene dos incisivos y un diente canino. Tiene pies y orejas grandes y tupidas, con ojos negros prominentes. Tiene un pelo sedoso y lanoso que le cubre las orejas y el resto del cuerpo. Su cola es larga y colgante.

Recibe su nombre de la isla de La habana en la que se desarrolló. La especie habanera es originaria de Asia central y partes de Asia Menor, sobre todo de China y Corea. En Hawái se les conoce a veces como habana de Maui.

Índice

    Salud y cuidados

    El conejo habana se cría a menudo para mantener la calidad intacta debido a la resistencia genética natural que tiene contra una serie de enfermedades. Sin embargo, suelen ser más caros que las razas domésticas comunes. El conejo habana es propenso a numerosas enfermedades, entre ellas el piojo.

    El habana también es propenso a infectarse con una variedad de salmonela. La incidencia de esta enfermedad es muy rara, pero no imposible. Es importante que sólo seleccione un conejo que haya sido inmunizado contra el patógeno. Como la inmunidad del conejo habana es alta, puede resistir muchas enfermedades e infecciones. Pero el coste del tratamiento es tan elevado que puede estar fuera del alcance económico de muchas personas.

    Lectura Recomendada:  Conejo gigante continental

    El conejo de la habana también es susceptible de que sus ojos se infecten con un parásito llamado Echinococcus. Este parásito es muy resistente a los antibióticos que se administran normalmente a otros animales de compañía e infecta los ojos con mucha facilidad y gravedad, provocando a veces la ceguera. Se trata de una de las amenazas más graves de la raza habana, por lo que debe evitarse.

    Es vulnerable a la cría excesiva. Un claro ejemplo de sobrecrianza es la creación de crías de habana excesivamente grandes y con cabezas y cuerpos muy diversos. Este exceso de cría puede provocar que se vuelvan mentalmente inestables y que se debiliten su corazón y su bazo. Estos defectos acabarán provocando su muerte.

    La demanda de carne y piel de conejo ha crecido enormemente. Esto ha provocado una sobreexplotación masiva y la cría de conejos por su carne se ha convertido en una industria en sí misma. Esta práctica también puede causar obesidad tanto en adultos como en conejos jóvenes. La combinación de estos factores puede provocar un aumento de la incidencia de enfermedades e incluso causar la muerte de un conejo habana.

    Comportamiento

    Se han registrado algunos casos de comportamiento anormal en el conejo habana. Tienden a saltar de excitación y a retozar en todas direcciones. También tienden a ser tímidos y a levantar un muro hacia sí mismos como defensa. En este sentido, no se diferencian de otras habaneras del zoo. Pero la habana es una mascota exótica y requiere más cuidados y atención que la mayoría de las demás razas de conejos.

     

    Otra razón de la popularidad del conejo habana puede ser el hecho de que fue la primera raza de conejos creada específicamente para un fin concreto. Su carne era consumida por los antiguos egipcios. Hoy en día, el conejo habana es famoso por ser una de las razas de conejo más populares del mundo.

    Lectura Recomendada:  Conejos angora: Todo sobre ellos

    Hay muchas otras razas de conejos, que son famosas por ser hermosas y saludables. Pero el conejo habana también ha destacado por sus rasgos y características únicas.

    Artículos Relacionados

    Subir