Conejo de Viena

Historia y origen de la raza de conejo  de Viena

Es una raza criada y desarrollada en Hungría, esta raza es de tamaño digamos mediano, se adaptó muy fácil y rápido a las condiciones climáticas de nuestra tierras y  las hembras son de características proliferas es decir que producen mucha leche para sus crías y sobre todo tienen muy desarrollado el instinto materno lo que permites a sus crías el poder llegar a la etapa de conejos jóvenes, es por eso que los miembro de esta raza en un 98 % logran llegar hasta la edad adulta ya que son con características de un instinto protector con sus crías sobre todo cuando están recién  paridos.

conejos azules de viena
Conejos azules de Viena

Características de conejo de Viena

Desde su nacimiento estos conejos vienen con un color de piel gris claro pero es con el paso del tiempo y su llegada a la etapa de adulto que ellos van adquiriendo el tono que los caracteriza, como lo es color azulado del que se han hecho muy populares sobre todo entre los niños que son los que más prefieren como mascotas, otra de sus características principales es que este tipo de mascotas son muy buenos proveedores de carne por lo que son muy bien apreciados en el arte culinario ya que son un ingrediente importante en algunos tipos de platos.

Con el tiempo su color azul tiende a cambiar de claro a oscuro que es el color que normalmente se les atribuye siempre o sea es la característica que nosotros notamos al dar una respuesta de cómo es su apariencia la piel de estos conejos es de textura suave y con apariencia de ser esponjosa,  pero esto no es más que una muy buena ventaja a la hora de tomar en cuenta en muy buen funcionamiento de sus pulmones y sobre todo del brillo de su pelaje por lo que estos conejos pasea a ser uno de los conejos más bellos que existen en la actualidad porque su color y su gracia los vuelve animalitos muy populares dentro de los amantes de las mascotas.

Estos conejitos son unos completos guerreros por lo que pueden estar sin problema alguno al aire libre ya que no son tan delicados más bien  son uno duros, pero esta ventaja no es por casualidad sino más bien por la textura de su piel  la cual logra formar una amalgama entre pelaje y piel lo que los vuelve muy resistente a la intemperie es por eso que no encuentran problema alguno estando  en lugares sin techo porque como te dije antes estos pequeñines son unos duros, así que cuando te hagas del tuyo no olvides que no tiene problemas de adaptación a donde llegue se podrá adaptar sin problema alguno así que no te preocupes.

conejo de viena
Conejo de Viena Blanco

Alimentación y cuidados

Las necesidades nutricionales son las mismas para los conejos de viena que para cualquier otro conejo doméstico: el abundante heno  y  agua filtrada deben constituir la base de su dieta, con porciones diarias de verduras y alimentos para completar su ingesta de vitaminas y minerales.

Se debe tomar en cuenta que este conejito es un animal herbívoro, por lo que es muy aconsejable que lo alimentes con verduras revueltas con heno aunque también los expertos aconsejan darles frutas frescas al menos unas 3 veces cada semana par que ello logren adquirir una dieta balanceada que le permita obtener todos los nutrientes que necesitan para poder mantenerse fuertes y sobre todos muy sanos, aunque esta raza es tan fuerte que muy pocas veces da problemas de salud.

Combinando esto con un conejera o jaula suficientemente grande para que se estiren y se muevan, así como con el ejercicio diario, ¡seguramente su Viena Blanca vivirá una vida larga y feliz!

Higiene

Debido a su suave, denso y lujoso pelaje, la raza vienna requieren un poco más de aseo que el conejo doméstico estándar. Apunta a cepillarse dos veces a la semana durante la mayor parte del año, y prepárate para hacer de esto una tarea diaria durante la primavera cuando empiezan la temporada de muda. Como siempre, use un cepillo para mascotas que sea suave y apropiado para los conejos.

Temperamento del conejo de Viena

Debido en gran parte a su larga historia de cría selectiva, los conejos blancos de Viena tienen un comportamiento extremadamente complaciente y tranquilo. Es probable que pasen un día entero buscando nuevos lugares para relajarse que se acurruquen a tu lado y pidan caricias. Combina esto con su apariencia tierna y juguetona, ¡y tendrás las características de un excelente animal de compañía!