Chinchilla

La chinchilla es una especie de roedor bastante particular y de aspecto llamativo perteneciente a la familia Chinchillidae. Incluso, erróneamente existen personas que han llegado a catalogarlas como “ratas buenas”.

Pero realmente, aunque pertenezcan al grupo de roedores, están muy lejos de ser o de parecerse a una rata. ¡Por mucho!

Asimismo, debes saber que en algunas partes del mundo aún no conocen acerca de su existencia, pues casi siempre permanecían en su sitio de origen (la región andina que bordea la costa occidental de América del Sur) a causa de obstáculos naturales y predadores.

No obstante, y de esto te hablaremos más adelante, han alcanzado mucha popularidad desde el momento en el que se conoció que las personas podían tener a las chinchillas como mascotas en casa.

Y como ahora sí llegó el momento de entrar en cátedra, hablaremos referente a todo lo que tiene que ver con estos curiosos animalitos.

Origen del término

Hasta el momento no hay seguridad acerca de cuál es la verdadera teoría que define el origen del nombre, pero la información que maneja una gran mayoría es que la palabra “chinchilla” pudiera provenir de:

  1. Los Chinches, una tribu nativa de Los Andes cuyo nombre traducido al castellano, sería literalmente “pequeño chinche”.
  2. Chinche, que significa “animal mal oliente” gracias a la fetidez que libera cuando la especie entra en pánico.
  3. La lengua quechua en la que chin significa “silencioso”, o sinchi, que quiere decir “fuerte” o “valiente”.

 

Características de la chinchilla

Son increíbles saltadores y aprenden rapidísimo. Su cola les permite tener un buen equilibrio al saltar y desplazarse, y además está adaptada con su forma en U para evitar que otros animales les atrapen. Son muy veloces pero por otro lado no tienen gran resistencia y se fatigan fácilmente, por lo que la combinación de velocidad y salto les ha dado dos buenas técnicas para subsistir.

La esperanza de vida de una chinchilla como media es entre 12 a 15 años, pero hay situaciones de chinchillas más longevas de hasta 20 años. La chinchilla no es un animal que desarrolle muchas patologías de salud, pero tienen un aparato digestivo muy delicado predispuesto a problemas intestinales y parásitos del agua, toleran muy mal (con muerte incluida) los golpes de calor y los entornos con mucha humedad (micosis en la piel y pelo).

Pelaje y peletería

Esta es la parte triste y oscura de la historia de las chinchillas, ya que debido a que tienen un pelaje bastante espeso, suelen ser animales muy perseguidos para la industria textil.

De hecho, a finales del siglo XX estuvieron a punto de ser exterminadas a causa de la fabricación descontrolada de prendas de vestir de lujo.

Y es que estamos hablando de una de las especies terrestres con el pelaje más tupido que existe, pues mientras que en los seres humanos cada folículo piloso contiene un (1) pelo / cabello, cada folículo de las chinchillas posee más de cincuenta (50).

Para hablar de cifras más exactas, por cada centímetro cuadrado del cuerpo de una chinchilla, existen 200.000 pelos, y por ello lo emplean como mecanismo de defensa, pues cuando un animal salvaje logra atraparla, la chinchilla es capaz de escapar corriendo dejando del mechón de pelos en la boca o en las garras del atacante.

Suena chistoso, pero ¡bien por ellas!

 

¿Qué come una chinchilla?

Cuando están en su hábitat natural, acostumbran a alimentarse de una planta herbácea llamada “Pasto rey”, característica de los altos páramos.

Sin embargo, ¡mucho cuidado con las chinchillas domésticas!

No es lo mismo preguntar “¿qué come una chinchilla?”, que preguntar “¿qué le gustaría comer a una chinchilla?”.

Por esa razón, es necesario que sepas que, por lo general, suelen ingerir frutas y verduras, además del alimento para chinchillas que puedes conseguir en cualquier establecimiento.

La alimentación base de la chinchilla es Heno y pienso:

  • Heno: Es la base  de la nutrición de la chinchilla, hay que suministrar generosamente ya que es abundante en fibra y previene problemas dentales. De preferencia se debe proveer durante todo el día. Puede ser sustituido por alfalfa deshidratada en cuyo caso la ingesta de calcio se debe disminuir al ser esta leguminosa rica en este mineral. Pienso/Comida/Alimento El pienso para la chinchilla se suministra de noche, debe tener una composición de Grasa. La cantidad a suministrar es 30 gramos diarios.

 

  • Golosinas: hablamos de premios que ayudan a crear vínculos con la chinchilla y al unísono un deleite para su paladar, hay que ofrecer en poca cantidad y ocasionalmente ya que la mayor parte son ricos en grasas, en azúcares, o bien son laxantes o  astringentes. En medio de estos están pasas, pipas de girasol, alfalfa , diente de león, ortigas, menta, perejil, cardo mariano, mazorcas de maíz, etc, todo antes desecado.

 

  • Frutas y Verduras: Funcionan como golosinas y además complementan su alimentación. Es preferible que se den deshidratados. Algunos de estos son: guisantes, papaya, plátano, tomate, habas, piña, entre otras. Otros complementos para llenar la dieta de la chinchilla es calcio (de venta en farmacias) una vez a la semana. Es considerable recordar que todo exceso compromete la calidad de vida de la chinchilla, entre ellos tenemos que tener en cuenta los excesos de vitaminas, excesos de grasas, azúcares, carbohidratos (como el pan por ejemplo) alimentos frescos. A esto se suma que cambios bruscos en la alimentación generan problemas en el tracto digestivo.

 

 

Por otro lado, son fan de los frutos secos, de los dulces y, por muy utópico e increíble que parezca, del chocolate.

Pero eso no quiere decir que tengas que darles estos últimos para su consumo o por mero antojo de la chinchilla, pues sería una situación muy similar a la que se presenta con los niños pequeños, cuya alimentación sana y adecuada depende de sus padres. Y en el caso de las chinchillas, por supuesto que dependerá de ti como su dueño.

En cuanto a su hidratación, no necesita más que agua.

 

Comportamiento

La chinchilla es un animal de actividad nocturna . La chinchilla aprende rápido los hábitos y horarios que les enseñemos, pero por las noches es cuando están más activas. Debemos de pensar en un lugar cómodo para nosotros (que no nos molesten) y adecuado para ellas (sin humedad, sin calor, sin corrientes, sin ruidos excesivos…).

La chinchilla es bastante independiente, no es molesta en cuanto al ruido que realiza o el olor que desprende, ya que es muy silenciosa y limpia. Le encanta lo novedoso porque es muy curiosa. Además, no es plenamente feliz hasta que no convive con otra de su misma especie, para que así puedan entretenerse jugando entre ellas. Lo ideal es que sea una pareja pero, si esta condición no es posible, que sean del mismo sexo no supondrá ningún inconveniente.

Verá a su dueño como a su compañero, sobre todo cuando se sienta sola y no tenga una pareja con el que pasar el tiempo libre. Aunque es un roedor, no suele morder objetos que no haya identificado como juguetes, por lo que no debes de preocuparte a la hora de dejarla libre por la vivienda.

Comunicación entre sí

Para comunicarse entre sí, las chinchillas producen una variedad de sonidos que van desde leves gritos, hasta una especie de bruxismo (rechinar de dientes).

Domésticas y salvajes

Los científicos sostienen que la chinchilla doméstica es un híbrido (con influencia de C. lanigera) resultado del cruce en cautiverio entre C. lanigera y C. chinchilla.​

Por el contrario, en los laboratorios se les denomina C. lanigera, sin distinción entre la especie salvaje y los descendientes de animales en cautividad.​

chinchilla

 

Reproducción

Para poder juntar dos chinchillas hace falta, que se llevan medianamente bien, o por lo menos que no aparezcan peleas que lleven a heridas y a problemas. No siempre todas las chinchillas consiguen hacer buenas relaciones con las otras, en general, podemos decir que cuanto más joven sea, más sencillo resultará que tenga buena relación con los demás de su especie.

Hasta los 2-4 meses, casi todas las chinchillas aceptan sin problemas a otras chinchillas, sean del sexo que sean. A partir de esas edades ya empiezan a madurar sexualmente, las hembras tienen su primer celo y el macho alcanza la madurez sexual, con lo que podrían empezar las dificultades para ponerlas juntas.

Los machos chinchilla alcanzan la madurez sexual a los 4 meses aproximadamente, depende de cada caso, pero todavía tendrán que aprender a aparearse, que será realmente a los 6 meses.

Las hembras a los 4 meses pueden quedarse embarazadas, pero cuidado, porque no tienen el aparato reproductor ni el cuerpo preparado para poder soportar un embarazo; debemos de mantenerlas separadas del macho excepto que estemos seguros de no correr ningún riesgo. El peso mínimo para que una hembra pueda sacar adelante un embarazo sin riesgos es de 450 gramos , con menos de ese peso no es recomendable.

 

Enfermedades comunes

 

chinchilla alimentándose

 

Siempre acuda al veterinario al primer síntoma ya que las demoras pueden ser fatales.

 

  • Problemas en las orejas: si la chinchilla se las rasca constantemente puede ser un signo de que tenga algún problema en las orejas como otitis o resequedad.
  • Problemas en la boca: los incisivos les crecen constantemente como a cualquier roedor. Si les crecen demasiado no podrá comer y la tendrás que llevar al veterinario para una abrasión mecánica los dientes.
  • Pelaje: las chinchillas tienen un pelaje muy espeso, casi nunca encontraremos ácaros o parásitos. Pero pueden sufrir de micosis, en este caso la tendrás que llevar al veterinario.
  • Problemas respiratorios: Gripes, neumonía y pulmonía son frecuentes, ante descargas nasales, dificultad para respirar o sonidos semejantes a los ronquidos, se debe acudir al veterinario.
  • Estreñimiento: suele ser causado por el estrés, bolas de pelo en el sistema digestivo, parásitos y cambios en la alimentación. Ante esta situación debe suministrarse una a dos pasas, un poco de extracto de malta para roedores o un poco de diente de león y si no surte efecto alguno acudir al veterinario.
  • Diarrea: la chinchilla puede sufrirla a menudo. Dele de comer únicamente heno y un pan muy tostado (casi quemado)también podemos darle carbón activo. Si no mejora pronto acuda al veterinario ya que probablemente puede tratarse de parásitos o una desestabilización de la flora intestinal.(Nunca se deben dar alimentos frescos ya que favorecen la diarrea así como los gases).
  • Problemas en los ojos: irritaciones y conjuntivitis son frecuentes sobre todo por los baños de arena cuando esta es demasiado fina, en estos casos intente lavar el ojo con suero fisiológico y si la irritación no para, llevar al veterinario.
  • Distensión del estómago: También llamada enfermedad del estómago hinchado. Es la enfermedad que está presentando los mayores índices de incidencia en la chinchilla doméstica, y puede ser grave en caso de no tratarse a tiempo; se trata de una inflamación en la zona intestinal bien sea por acumulación de líquidos orgánicos, gases, o ambos, y puede resultar muy doloroso para las chinchillas dala la presencia de cólicos. El cólico es un término genérico para abarcar dolores y gases en la la zona gastrointestinal y renal, en general son procesos muy dolorosos como la timpanización gástrica, intususcepción de ciego e intestino grueso y la impactación de ciego e intestino grueso, o cálculos renales.

 

¿Te gustaría tener una chinchilla en casa?

¡Es posible, y hasta maravilloso para ti!

Pero presta mucha atención a todos estos datos curiosos y de interés, pues a través de ellos, te nutrirás de información que quizás ignorabas.

Además, siguiendo nuestros consejos y recomendaciones, podrás llevar a cabo una labor formidable como dueño de una chinchilla…

  • Las chinchillas que se venden como mascotas provienen de un cruce de chinchilla de cola larga y chinchilla de cola corta. Ambas, por desgracia, en peligro de extinción.
  • Pueden llegar a vivir entre 10 y 20 años si tienen los cuidados apropiados y si no presentan en el camino algún problema relacionado a la salud.
  • Por el hecho de ser las chinchillas altamente sociables, no estaría de más buscarles acompañantes si decides tener una como mascota. De hecho, es lo más aconsejable si cuentas con las condiciones y el área.
  • Necesitan estar en un espacio bastante amplio, pues suelen ser muy saltarinas y moverse de un lado a otro constantemente. De no proporcionárselo, pudieran convertirse en mascotas muy infelices.
  • Ubícalas en un espacio en el que puedan contar con sombra y donde la temperatura no exceda los 25°C.
  • Evita objetos que pudieran significar un peligro para ellas, como por ejemplo cables eléctricos o tijeras, deben estar alejados del perímetro donde se encuentre la jaula de tu chinchilla. ¡No olvides que son roedores! Y de llegar a morder cualquiera de esos objetos, los daños serán irreparables.
  • Mantenlas en un ambiente lleno de paz y tranquilidad; es decir, alejadas de ruidos estridentes, bullicio, y hasta gritos.
  • Por si no lo sabías, las chinchillas no pueden mojarse; por esa razón, es recomendable tener a la mano arena de baño para chinchillas a fin de lograr un correcto aseo. Para ello, coloca dentro de su jaula un cajetín lleno de esta arena, y notarás que no solamente se bañan en ella, sino que también juegan, duermen, entre otras cosas; además de que es súper beneficiosa para ellas.
  • Ya te mencionamos antes que siempre debes tener presente que son roedores, por lo cual, ofréceles objetos y cosas que puedan roer, como por ejemplo túneles de heno, o bien, bolas de heno pero cubiertas de ramas secas. De esa forma, estarás contribuyendo a cuidar y mejorar su salud dental y evitando que muerdan cosas que no deben.
  • Por fortuna, las chinchillas se pueden adiestrar. Así que si te toca convivir con una o varias, no sólo recibirás todo el cariño que son capaces de dar, sino que también puedes entrenarlas y educarlas a tu manera para que logren convertirse en una compañía perfecta.
  • Aun cuando sean sociables y cariñosas, como ya lo mencionamos, lo más recomendable es que no convivan con tus otras mascotas (en caso de que las tengas), ya que son muy intranquilas y no sabes cuál sería la reacción de tu perro, gato, etc. ante tanta actividad. Entonces, lo mejor es evitar riesgos. ¿No crees?

Desventajas

  • Son nocturnos, y generalmente hacen muchísimo ruido a partir de la media noche. Entonces, si estás durmiendo placenteramente, no te extrañes si en algún momento te levantas exaltado a causa de sonidos extraños. Para ello, lo más idóneo es mantener la jaula alejada de la zona en la que tú y tu familia suelen descansar.
  • Defecan mucho, y si quieres evitar que olores desagradables se apoderen de tu casa y de todo lo que es tu zona de confort, lo mejor es que limpies la jaula de dos a tres veces al día. ¡Es tedioso! Lo sabemos, pero si quieres tener una chinchilla de mascota, debes asumir todas las consecuencias que esto trae consigo.
  • No sudan, al igual que los perros; lo que quiere decir es que debes ayudarlas a regular su temperatura corporal debido a que ellas mismas no pueden. Por lo tanto, durante el verano (que es la época en la que mayormente se ven afectadas), mantenlas bajo la sombra, o bien, déjalas correr por el suelo fresco durante un buen rato; pero eso sí, bajo tu extrema vigilancia.
  • Si tienes niños pequeños, no es recomendable tener una chinchilla como mascota. Esto, debido a que lo niños a esa edad suelen jugar con todo y toquetear sin el más mínimo cuidado (por su condición de niños). Entonces, al ser animales tan sensibles y muy propensos a estresarse con rapidez y facilidad, pudiera resultar perjudicial tanto para ellos, como para los niños.
  • Si deseas tomarte unos días de vacaciones, procura no viajar con la chinchilla, ya que el viaje podría afectarla en gran forma, pues no es recomendable estar moviéndola de un lado a otro, ya que el estrés que le generarías, sería infinito.
  • Son escapistas, tal y como lo dijimos a mitad del post. Incluso, debes saber que son capaces de saltar una altura hasta de 2 metros; por consiguiente, trata de tener control sobre el área en la que se encuentra la chinchilla y evita tener puertas o ventanas abiertas. Si se va, no regresa… ¡Eso tenlo por seguro!

Vídeos de Chinchillas